Tratamiento del cáncer cerebral

El tratamiento del cáncer cerebral depende del tipo específico de tumor, su localización, tamaño, grado, y la salud general del paciente. Los tratamientos pueden incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia dirigida y cuidados de apoyo. A continuación se presenta una descripción detallada de las opciones de tratamiento para el cáncer cerebral:

Cirugía para los tumores cerebrales

La cirugía es una de las principales opciones de tratamiento para los tumores cerebrales. El objetivo principal de la cirugía es eliminar la mayor cantidad posible del tumor mientras se preservan las funciones neurológicas y se minimizan las complicaciones. Aquí se describen los diferentes tipos de cirugía, los métodos avanzados utilizados, y los aspectos que se consideran en el proceso quirúrgico para los tumores cerebrales.

Tipos de Cirugía para Tumores Cerebrales

  • Craneotomía:
    • Descripción: La craneotomía es el procedimiento quirúrgico más común para extirpar tumores cerebrales. Implica abrir el cráneo para acceder al tumor.
    • Procedimiento:
      • Se realiza una incisión en el cuero cabelludo.
      • Se retira una sección del cráneo (colgajo óseo) para exponer el cerebro.
      • El neurocirujano localiza y extirpa el tumor.
      • El colgajo óseo se vuelve a colocar y se sutura el cuero cabelludo.
    • Indicaciones: Utilizado para tumores que son accesibles y donde la resección completa o parcial es factible.
  • Cirugía Estereotáctica:
    • Descripción: Utiliza imágenes tridimensionales (TC o RM) para guiar la cirugía con alta precisión.
    • Procedimiento:
      • El paciente se somete a escaneos de imagen detallados.
      • Se utiliza un marco estereotáctico o marcadores en el cuero cabelludo para guiar los instrumentos quirúrgicos.
      • Se inserta una aguja o sonda en el cráneo para extraer una muestra del tumor (biopsia) o para administrar tratamientos focalizados.
    • Indicaciones: Tumores pequeños y profundos, biopsias de tumores inaccesibles mediante craneotomía convencional.
  • Resección Tumoral Asistida por Navegación:
    • Descripción: Utiliza tecnología de navegación quirúrgica (neuronavegación) para guiar al cirujano durante la operación.
    • Procedimiento:
      • Similar a la craneotomía, pero con el apoyo de sistemas de navegación que utilizan imágenes en tiempo real para localizar el tumor con precisión.
    • Indicaciones: Tumores en áreas críticas o difíciles de alcanzar.
  • Biopsia Estereotáctica:
    • Descripción: Procedimiento mínimamente invasivo para obtener una muestra del tumor cerebral para diagnóstico.
    • Procedimiento:
      • Se utiliza un marco estereotáctico o marcadores de imagen para guiar una aguja al tumor.
      • Se extrae una pequeña cantidad de tejido tumoral.
    • Indicaciones: Diagnóstico de tumores en áreas inaccesibles o donde la cirugía abierta presenta riesgos elevados.
  • Cirugía de Descompresión:
    • Descripción: Procedimiento para aliviar la presión en el cerebro causada por el tumor.
    • Procedimiento:
      • Se puede realizar una craneotomía o una técnica menos invasiva para drenar líquido y reducir la presión intracraneal.
    • Indicaciones: Tumores que causan aumento de la presión intracraneal, síntomas neurológicos graves.

Métodos Avanzados en Cirugía de Tumores Cerebrales

  • Neuronavegación:
    • Utiliza imágenes preoperatorias (TC, RM) para guiar la cirugía en tiempo real.
    • Aumenta la precisión y seguridad de la resección tumoral.
  • Resonancia Magnética Intraoperatoria (iMRI):
    • Permite obtener imágenes del cerebro durante la cirugía para verificar la extensión de la resección tumoral.
    • Ayuda a maximizar la eliminación del tumor y reducir la necesidad de cirugías adicionales.
  • Monitoreo Neurofisiológico Intraoperatorio:
    • Monitoriza la actividad eléctrica del cerebro, nervios y médula espinal durante la cirugía.
    • Permite identificar y proteger áreas funcionales críticas mientras se extirpa el tumor.
  • Cirugía Asistida por Fluorescencia:
    • Utiliza colorantes fluorescentes que se acumulan en las células tumorales para diferenciarlas del tejido cerebral normal.
    • Facilita la resección completa del tumor.

Consideraciones Preoperatorias

  • Evaluación Clínica Completa:
    • Examen físico y neurológico.
    • Evaluación de la función cognitiva y psicológica.
  • Pruebas de Imagen:
    • Resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC) para planificar la cirugía.
  • Planificación de la Cirugía:
    • Determinar la estrategia quirúrgica óptima basada en la localización y el tipo del tumor.
    • Discusión multidisciplinaria con oncólogos, radiólogos y neurólogos.

Consideraciones Postoperatorias

  • Cuidado Intensivo:
    • Monitoreo en la unidad de cuidados intensivos (UCI) para detectar complicaciones tempranas.
  • Rehabilitación:
    • Fisioterapia, terapia ocupacional y logopedia para recuperar funciones neurológicas.
  • Seguimiento a Largo Plazo:
    • Evaluaciones periódicas con neuroimagen para monitorear la recurrencia del tumor.
    • Tratamientos adicionales como radioterapia o quimioterapia si es necesario.

Conclusión

La cirugía es una herramienta crucial en el tratamiento de los tumores cerebrales, con el objetivo de extirpar el tumor mientras se minimizan los daños al tejido cerebral sano. Las técnicas avanzadas, como la neuronavegación y el monitoreo intraoperatorio, han mejorado significativamente la precisión y los resultados de las cirugías de tumores cerebrales. La colaboración multidisciplinaria y el cuidado integral pre y postoperatorio son esenciales para optimizar los resultados del paciente.

Radioterapia para el cáncer cerebral

La radioterapia es una opción de tratamiento común y efectiva para el cáncer cerebral. Utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas o impedir su crecimiento. Puede ser utilizada como tratamiento principal, adyuvante (después de la cirugía para eliminar células restantes), neoadyuvante (antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor) o paliativo (para aliviar síntomas en casos avanzados). A continuación se describen los diferentes tipos de radioterapia, sus indicaciones, procedimientos y consideraciones.

Tipos de Radioterapia

  • Radioterapia Externa (EBRT):
    • Descripción: La radioterapia externa utiliza una máquina externa (acelerador lineal) para dirigir rayos de alta energía al tumor cerebral.
    • Procedimiento:
      • El paciente se acuesta en una mesa de tratamiento.
      • El acelerador lineal se ajusta para enfocar los rayos en el tumor desde diferentes ángulos.
      • El tratamiento suele durar unos pocos minutos y se administra en sesiones diarias durante varias semanas.
    • Indicaciones: Tumores que no pueden ser extirpados completamente por cirugía, tumores inoperables, y para reducir el riesgo de recurrencia postoperatoria.
  • Radiocirugía Estereotáctica (SRS):
    • Descripción: La SRS utiliza rayos altamente focalizados para administrar una dosis alta de radiación en una sola sesión o en pocas sesiones.
    • Procedimiento:
      • Se realiza con sistemas como Gamma Knife, CyberKnife o aceleradores lineales modificados.
      • Los pacientes se colocan en un marco estereotáctico o máscara para inmovilizar la cabeza.
      • La radiación se dirige con precisión milimétrica al tumor.
    • Indicaciones: Tumores pequeños, metástasis cerebrales, meningiomas, neurinomas del acústico.
  • Radioterapia Fraccionada Estereotáctica (FSRT):
    • Descripción: Similar a la SRS, pero la dosis total de radiación se divide en múltiples sesiones (fracciones).
    • Procedimiento:
      • El tratamiento se administra en varias sesiones, generalmente de 3 a 5, para reducir el daño al tejido sano circundante.
    • Indicaciones: Tumores cercanos a estructuras críticas del cerebro, donde se necesita una precisión extrema.
  • Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT):
    • Descripción: La IMRT permite la modulación de la intensidad del haz de radiación para conformar la dosis de radiación al contorno del tumor.
    • Procedimiento:
      • Utiliza planificación computarizada avanzada para dirigir dosis precisas de radiación al tumor mientras minimiza la exposición a tejidos sanos.
    • Indicaciones: Tumores con formas irregulares o ubicados cerca de estructuras sensibles.
  • Radioterapia Corporal Estereotáctica (SBRT):
    • Descripción: Similar a la SRS, pero utilizada para tumores en el cuerpo fuera del cerebro.
    • Procedimiento:
      • Generalmente administrada en 1 a 5 sesiones, con alta precisión y dosis elevadas.
    • Indicaciones: Aunque no es específica para tumores cerebrales, puede utilizarse para metástasis espinales o en otros sitios del sistema nervioso central.

Procedimiento de Radioterapia

  • Planificación del Tratamiento:
    • Simulación: Se realiza un escaneo (generalmente una tomografía computarizada) para mapear la ubicación exacta del tumor.
    • Marcadores de Piel o Máscara de Inmovilización: Para asegurar que el paciente permanezca en la misma posición durante cada sesión.
    • Planificación Computarizada: El equipo de radioterapia planifica la dosis y los ángulos de radiación utilizando software avanzado.
  • Administración del Tratamiento:
    • Sesiones de Radioterapia: Las sesiones son indoloras y suelen durar unos minutos. El paciente se acuesta en una mesa y el acelerador lineal se mueve alrededor de la cabeza para administrar la radiación.
    • Fraccionamiento: La radioterapia generalmente se administra en fracciones diarias (de lunes a viernes) durante varias semanas para permitir que los tejidos sanos se recuperen entre sesiones.

Efectos Secundarios

Los efectos secundarios de la radioterapia pueden variar según el área tratada, la dosis y la salud general del paciente. Pueden incluir:

  • Efectos Secundarios Agudos (durante o poco después del tratamiento):
    • Fatiga: Sensación de cansancio extremo.
    • Irritación de la Piel: Enrojecimiento, sequedad o descamación en el área tratada.
    • Edema Cerebral: Hinchazón en el cerebro que puede causar dolores de cabeza, náuseas o cambios neurológicos.
  • Efectos Secundarios Tardíos (semanas a meses después del tratamiento):
    • Pérdida de Cabello: En el área tratada.
    • Deterioro Cognitivo: Problemas de memoria, concentración y función ejecutiva.
    • Necrosis Radionecrosis: Muerte del tejido cerebral debido a la radiación, rara pero seria.

Seguimiento y Monitoreo

  • Evaluaciones Regulares:
    • Monitoreo continuo mediante resonancias magnéticas (RM) u otras pruebas de imagen para evaluar la respuesta al tratamiento y detectar recurrencias.
    • Evaluaciones neurológicas para monitorear cambios en la función cerebral.
  • Cuidados de Apoyo:
    • Manejo de efectos secundarios mediante medicamentos, fisioterapia, terapia ocupacional y apoyo psicológico.
    • Intervenciones nutricionales y de bienestar general para mejorar la calidad de vida del paciente.

Conclusión

La radioterapia es una herramienta fundamental en el tratamiento del cáncer cerebral, con múltiples modalidades adaptadas a las necesidades específicas del paciente y el tipo de tumor. La selección del tipo adecuado de radioterapia y su planificación precisa son cruciales para maximizar la eficacia del tratamiento y minimizar los efectos secundarios. Un enfoque multidisciplinario que incluya oncólogos radioterápicos, neurocirujanos, oncólogos médicos y otros especialistas es esencial para proporcionar el mejor cuidado posible a los pacientes con cáncer cerebral.

Quimioterapia para el cáncer cerebral

La quimioterapia es una de las modalidades de tratamiento utilizadas para el cáncer cerebral, aunque su efectividad puede variar según el tipo específico de tumor y su localización. La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas o impedir su crecimiento y división. A continuación se detalla la quimioterapia para el cáncer cerebral, incluyendo los medicamentos más comunes, los métodos de administración, los efectos secundarios y las consideraciones para su uso.

Medicamentos Comunes para el Cáncer Cerebral

  • Temozolomida (Temodar):
    • Descripción: Un agente alquilante que daña el ADN de las células cancerosas, impidiendo su replicación.
    • Indicaciones: Utilizado principalmente para glioblastomas multiformes y otros tipos de gliomas de alto grado.
    • Administración: Se toma por vía oral, generalmente en ciclos de tratamiento.
  • Carmustina (BCNU):
    • Descripción: Un agente alquilante que interfiere con la síntesis de ADN y ARN.
    • Indicaciones: Utilizado para gliomas, linfomas cerebrales primarios y tumores metastásicos.
    • Administración: Puede administrarse por vía intravenosa o en forma de implantes de wafers (discos) en la cavidad tumoral durante la cirugía.
  • Lomustina (CCNU):
    • Descripción: Similar a carmustina, es un agente alquilante que causa daño al ADN.
    • Indicaciones: Utilizado para gliomas y otros tumores cerebrales.
    • Administración: Se toma por vía oral en ciclos de tratamiento.
  • Procarbazina, Lomustina y Vincristina (PCV):
    • Descripción: Un régimen combinado de quimioterapia que incluye estos tres medicamentos.
    • Indicaciones: Utilizado para oligodendrogliomas y otros tipos de gliomas.
    • Administración: Se administra en ciclos específicos según el protocolo de tratamiento.
  • Bevacizumab (Avastin):
    • Descripción: Un anticuerpo monoclonal que inhibe el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), reduciendo la formación de nuevos vasos sanguíneos en el tumor.
    • Indicaciones: Utilizado en combinación con otros tratamientos para glioblastomas recurrentes.
    • Administración: Se administra por vía intravenosa.

Métodos de Administración

  • Vía Oral:
    • Los medicamentos como la temozolomida y la lomustina se toman en forma de pastillas.
    • Conveniente y fácil de administrar, pero requiere adherencia estricta a los horarios de dosificación.
  • Intravenosa (IV):
    • Los medicamentos se administran directamente en el torrente sanguíneo a través de una inyección o infusión.
    • Utilizado para medicamentos como carmustina y bevacizumab.
  • Implantes de Wafer (Gliadel Wafer):
    • Discos de carmustina que se implantan en la cavidad dejada por la extirpación del tumor durante la cirugía.
    • Proporcionan una liberación controlada del medicamento directamente en el sitio del tumor.
  • Intratecal:
    • Administración de medicamentos directamente en el líquido cefalorraquídeo.
    • Utilizado en casos de diseminación leptomeníngea (cuando las células cancerosas se diseminan al líquido que rodea el cerebro y la médula espinal).

Efectos Secundarios de la Quimioterapia

Los efectos secundarios de la quimioterapia pueden variar según el medicamento utilizado, la dosis y la salud general del paciente. Pueden incluir:

  • Efectos Secundarios Comunes:
    • Fatiga: Sensación persistente de cansancio.
    • Náuseas y Vómitos: Común con muchos medicamentos quimioterápicos.
    • Pérdida de Apetito: Puede llevar a pérdida de peso y desnutrición.
    • Mielosupresión: Disminución de la producción de células sanguíneas, lo que puede causar anemia, aumento del riesgo de infecciones y sangrado fácil.
    • Pérdida de Cabello: Puede ocurrir con algunos medicamentos.
  • Efectos Secundarios Específicos:
    • Temozolomida: Pueden incluir fatiga, náuseas, vómitos y mielosupresión.
    • Carmustina y Lomustina: Pueden causar mielosupresión severa, náuseas, vómitos y daño pulmonar a largo plazo.
    • Bevacizumab: Riesgo de hipertensión, sangrado, coágulos de sangre y perforaciones gastrointestinales.

Consideraciones para el Uso de Quimioterapia

  • Evaluación Inicial:
    • Evaluación del tipo y grado del tumor cerebral.
    • Evaluación de la función renal y hepática para determinar la capacidad del paciente para tolerar la quimioterapia.
  • Planificación del Tratamiento:
    • Desarrollo de un plan de tratamiento personalizado basado en las características del tumor y la salud del paciente.
    • Consideración de la combinación de quimioterapia con otros tratamientos, como cirugía y radioterapia.
  • Monitoreo y Ajuste del Tratamiento:
    • Monitoreo regular de los efectos secundarios y la respuesta al tratamiento.
    • Ajuste de las dosis o cambio de medicamentos según sea necesario.
  • Cuidados de Apoyo:
    • Manejo de los efectos secundarios con medicamentos adicionales (antieméticos para náuseas, factores de crecimiento para mielosupresión).
    • Apoyo nutricional y psicológico para mejorar la calidad de vida del paciente.

Conclusión

La quimioterapia es una herramienta crucial en el tratamiento del cáncer cerebral, utilizada sola o en combinación con otros tratamientos como la cirugía y la radioterapia. La selección adecuada de los medicamentos, la administración precisa y el manejo eficaz de los efectos secundarios son esenciales para maximizar los beneficios del tratamiento y minimizar las complicaciones. Un enfoque multidisciplinario que incluya oncólogos, neurocirujanos, radiólogos y otros especialistas es fundamental para proporcionar un tratamiento integral y personalizado a los pacientes con cáncer cerebral.

Terapias Dirigidas

Las terapias dirigidas son una forma avanzada de tratamiento del cáncer que utiliza medicamentos o sustancias para identificar y atacar células cancerosas específicas, generalmente actuando sobre moléculas específicas involucradas en el crecimiento y la supervivencia de las células cancerosas. En el caso del cáncer cerebral, estas terapias están diseñadas para interferir con vías moleculares específicas que las células tumorales utilizan para proliferar y evadir el sistema inmunológico. A continuación se detallan las terapias dirigidas más relevantes para el cáncer cerebral, su mecanismo de acción y sus indicaciones.

Tipos de Terapias Dirigidas

  • Inhibidores de Tirosina Quinasa (TKI):
    • Descripción: Estos medicamentos bloquean las enzimas llamadas tirosina quinasas, que están involucradas en la señalización celular que promueve el crecimiento y la supervivencia de las células cancerosas.
    • Ejemplos:
      • Erlotinib y Gefitinib: Dirigidos contra el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR), utilizados en algunos gliomas y tumores con mutaciones específicas en EGFR.
    • Indicaciones: Tumores cerebrales con mutaciones específicas que activan vías de tirosina quinasa.
  • Anticuerpos Monoclonales:
    • Descripción: Anticuerpos diseñados para unirse a moléculas específicas en la superficie de las células cancerosas o en el entorno que las rodea.
    • Ejemplos:
      • Bevacizumab (Avastin): Un anticuerpo monoclonal que se une al factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), inhibiendo la formación de nuevos vasos sanguíneos que alimentan el tumor (angiogénesis).
    • Indicaciones: Glioblastoma multiforme recurrente y otros tumores cerebrales con alta vascularización.
  • Inhibidores de mTOR (mammalian target of rapamycin):
    • Descripción: Inhiben la vía mTOR, que es crucial para la síntesis de proteínas y el crecimiento celular.
    • Ejemplos:
      • Everolimus y Sirolimus: Utilizados en el tratamiento de astrocitomas subependimarios de células gigantes en pacientes con esclerosis tuberosa.
    • Indicaciones: Tumores cerebrales asociados con la esclerosis tuberosa y otros con activación anormal de la vía mTOR.
  • Inhibidores de Histona Deacetilasa (HDAC):
    • Descripción: Estos medicamentos modulan la expresión génica a través de la inhibición de las histona deacetilasas, que afectan la estructura de la cromatina y la expresión de genes involucrados en el crecimiento y la supervivencia celular.
    • Ejemplos:
      • Vorinostat: Utilizado en estudios clínicos para tratar varios tipos de tumores cerebrales.
    • Indicaciones: Investigado en gliomas y otros tumores cerebrales avanzados.

Mecanismo de Acción

Las terapias dirigidas actúan sobre objetivos específicos dentro de las células tumorales o en el microambiente tumoral:

  • Inhibición de Señalización Celular: Bloqueo de las vías de señalización que promueven el crecimiento y la división celular (ej., EGFR, mTOR).
  • Inhibición de la Angiogénesis: Prevención del desarrollo de nuevos vasos sanguíneos que suministran nutrientes y oxígeno al tumor (ej., VEGF).
  • Modulación de la Expresión Génica: Alteración de la expresión de genes cruciales para la supervivencia y proliferación celular (ej., HDAC).

Indicaciones y Uso Clínico

  • Glioblastoma Multiforme (GBM):
    • Bevacizumab: Utilizado en combinación con quimioterapia para tratar GBM recurrente, reduciendo el edema y mejorando la calidad de vida.
  • Astrocitoma Subependimario de Células Gigantes (SEGA):
    • Everolimus: Aprobado para el tratamiento de SEGA asociado con esclerosis tuberosa, reduciendo el tamaño del tumor.
  • Gliomas de Bajo Grado:
    • Inhibidores de mTOR y Inhibidores de EGFR: En investigación para mejorar los resultados en gliomas con mutaciones específicas.

Consideraciones para el Tratamiento

  • Selección de Pacientes:
    • Pruebas genéticas y moleculares para identificar mutaciones específicas que puedan ser objetivo de terapias dirigidas.
    • Evaluación del perfil molecular del tumor para determinar la idoneidad del tratamiento dirigido.
  • Efectos Secundarios:
    • Bevacizumab: Puede causar hipertensión, proteinuria, y riesgo aumentado de hemorragias y eventos tromboembólicos.
    • Inhibidores de Tirosina Quinasa: Efectos secundarios pueden incluir erupción cutánea, diarrea, y alteraciones en la función hepática.
    • Inhibidores de mTOR: Pueden causar mucositis, fatiga, y alteraciones metabólicas.
  • Monitoreo y Ajuste del Tratamiento:
    • Monitoreo regular de la respuesta al tratamiento mediante imágenes de resonancia magnética (RM).
    • Ajuste de la dosis y manejo de efectos secundarios según sea necesario.

Futuro de las Terapias Dirigidas

  • Investigación y Ensayos Clínicos: Continuos estudios clínicos para descubrir nuevas dianas terapéuticas y desarrollar medicamentos más efectivos y con menos efectos secundarios.
  • Terapias Combinadas: Integración de terapias dirigidas con quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia para mejorar los resultados.

Conclusión

Las terapias dirigidas ofrecen una forma personalizada y precisa de tratar el cáncer cerebral, atacando específicamente las anomalías moleculares que impulsan el crecimiento tumoral. Aunque todavía están en desarrollo y perfeccionamiento, han mostrado promesa en mejorar la supervivencia y calidad de vida de los pacientes con ciertos tipos de tumores cerebrales. La selección cuidadosa de los pacientes y el monitoreo constante son esenciales para maximizar los beneficios de estas terapias avanzadas.

Inmunoterapia

La inmunoterapia estimula el sistema inmunológico del cuerpo para atacar las células cancerosas. Aunque aún se encuentra en fases de investigación para el cáncer cerebral, hay tratamientos prometedores en desarrollo.

Cuidados de Apoyo y Paliativos

El objetivo de los cuidados de apoyo es mejorar la calidad de vida del paciente al aliviar los síntomas y los efectos secundarios del tratamiento.

Ejemplos

  • Corticosteroides: Reducen la hinchazón y la presión en el cerebro.
  • Anticonvulsivos: Previenen y controlan las convulsiones.
  • Rehabilitación: Fisioterapia, terapia ocupacional y logopedia para recuperar la función neurológica.

Ensayos Clínicos

Participar en ensayos clínicos puede ofrecer acceso a nuevos tratamientos en investigación que aún no están disponibles al público general. Los pacientes deben discutir con sus médicos la posibilidad de participar en un ensayo clínico.

Planificación del Tratamiento

La elección del tratamiento depende de múltiples factores, incluidos el tipo de tumor, su ubicación, tamaño, y características genéticas, así como la edad y el estado de salud general del paciente. Un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud, que puede incluir neurocirujanos, oncólogos, radiólogos y otros especialistas, trabajará conjuntamente para desarrollar un plan de tratamiento personalizado.

Conclusión

El tratamiento del cáncer cerebral es complejo y debe adaptarse a las necesidades específicas de cada paciente. La combinación de cirugía, radioterapia, quimioterapia, y terapias dirigidas, junto con cuidados de apoyo adecuados, puede mejorar significativamente los resultados y la calidad de vida de los pacientes con cáncer cerebral. Es fundamental un enfoque multidisciplinario y personalizado para abordar eficazmente esta enfermedad.

Contenido relacionado

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autora


¡Hola! Mi nombre es Mavi, y soy la creadora y fundadora de esta plataforma dedicada a proporcionar apuntes de enfermería de alta calidad. Soy enfermera de profesión, con una pasión por la educación y el compartir conocimientos para el beneficio de la comunidad de enfermería. Cuento con una sólida formación académica en enfermería, habiendo obtenido mi título de enfermería en 2015. Tengo un máster en atención primaria, otro de oncología y un posgrado de neurología. A lo largo de mi carrera, he trabajado en diversas áreas de la enfermería, incluyendo oncología, unidad de ictus, hospitalización y sociosanitario. Mi experiencia práctica ha sido fundamental para comprender las necesidades de los estudiantes y profesionales de enfermería en su búsqueda de recursos educativos.