Fármacos anticolinérgicos o parasimpaticolíticos

Los fármacos anticolinérgicos son una clase de medicamentos que bloquean la acción de la acetilcolina en el sistema nervioso central y periférico. La acetilcolina es un neurotransmisor que juega un papel crucial en la transmisión de señales entre las neuronas. Al inhibir la acción de la acetilcolina, los anticolinérgicos pueden afectar una variedad de funciones corporales, desde la motilidad gastrointestinal hasta la frecuencia cardíaca y la secreción de fluidos corporales.

Mecanismo de Acción

Los fármacos anticolinérgicos funcionan bloqueando la acción de la acetilcolina en el sistema nervioso central y periférico. La acetilcolina es un neurotransmisor crucial en la transmisión de señales nerviosas. Los anticolinérgicos se dirigen principalmente a los receptores muscarínicos de acetilcolina. A continuación se describe en detalle el mecanismo de acción de los fármacos anticolinérgicos.

Mecanismo de Acción de los Fármacos Anticolinérgicos

Receptores Muscarínicos

Tipos de Receptores: Los receptores muscarínicos son de cinco tipos principales: M1, M2, M3, M4 y M5. Estos receptores se encuentran en diferentes tejidos y órganos del cuerpo y tienen funciones específicas.

  • M1: Principalmente en el sistema nervioso central y las glándulas gástricas.
  • M2: En el corazón y el sistema nervioso central.
  • M3: En las glándulas exocrinas, el músculo liso del tracto gastrointestinal y genitourinario, y en los vasos sanguíneos.
  • M4 y M5: Predominantemente en el sistema nervioso central.

Bloqueo de la Acetilcolina

  • Competición con la Acetilcolina:
    • Antagonismo Competitivo: Los anticolinérgicos actúan como antagonistas competitivos, compitiendo con la acetilcolina por los sitios de unión en los receptores muscarínicos. Al ocupar estos receptores, los anticolinérgicos impiden que la acetilcolina se una y ejerza su efecto.
  • Inhibición de las Respuestas Parasimpáticas:
    • Reducción de la Actividad Parasimpática: Al bloquear los receptores muscarínicos, los anticolinérgicos inhiben las acciones del sistema nervioso parasimpático, que es responsable de funciones de “descanso y digestión”. Esto incluye la reducción de la secreción de glándulas, la relajación del músculo liso y la disminución de la actividad del nodo sinusal y auriculoventricular en el corazón.

Efectos Fisiológicos del Bloqueo Muscarínico

  • Sistema Nervioso Central:
    • Sedación y Amnesia: Bloqueo de M1 en el cerebro puede causar sedación y efectos amnésicos.
    • Reducción de Síntomas de Parkinson: Bloqueo de receptores muscarínicos en el sistema nervioso central ayuda a reducir temblores y rigidez.
  • Ojos:
    • Midriasis (Dilatación Pupilar): Bloqueo de M3 en el músculo constrictor de la pupila causa dilatación pupilar.
    • Cicloplejía: Bloqueo de M3 en el músculo ciliar del ojo, impidiendo la acomodación del lente.
  • Tracto Respiratorio:
    • Broncodilatación: Bloqueo de M3 en el músculo liso de las vías respiratorias provoca relajación y dilatación de las vías respiratorias.
  • Corazón:
    • Aumento de la Frecuencia Cardíaca: Bloqueo de M2 en el nodo sinusal y el nodo AV incrementa la frecuencia cardíaca y la conducción auriculoventricular.
  • Tracto Gastrointestinal:
    • Reducción de la Motilidad y Secreciones: Bloqueo de M3 en el músculo liso gastrointestinal y glándulas disminuye la motilidad intestinal y las secreciones gástricas.
  • Tracto Genitourinario:
    • Relajación del Músculo Liso: Bloqueo de M3 en el músculo liso de la vejiga urinaria reduce la contracción, aliviando síntomas de vejiga hiperactiva y incontinencia urinaria.
  • Glándulas Exocrinas:
    • Disminución de Secreciones: Bloqueo de M3 en las glándulas exocrinas (como las salivales y sudoríparas) reduce la secreción de saliva y sudor.

Indicaciones Terapéuticas

Los fármacos anticolinérgicos se utilizan para tratar una amplia variedad de condiciones médicas debido a su capacidad para bloquear los receptores muscarínicos de la acetilcolina. A continuación se describen las principales indicaciones terapéuticas para estos medicamentos:

1. Trastornos Gastrointestinales

  • Síndrome del Intestino Irritable (IBS): Los anticolinérgicos, como la diciclomina y la hiosciamina, se utilizan para aliviar los espasmos intestinales y el dolor abdominal.
  • Gastroenteritis: Para reducir la motilidad intestinal y aliviar el malestar gastrointestinal.

2. Enfermedades Respiratorias

  • Asma: Fármacos como el ipratropio y el tiotropio se utilizan como broncodilatadores para abrir las vías respiratorias y mejorar el flujo de aire.
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC): Los mismos fármacos (ipratropio y tiotropio) ayudan a reducir la constricción de las vías respiratorias y mejorar la respiración en pacientes con EPOC.

3. Trastornos Neurológicos

  • Enfermedad de Parkinson: Anticolinérgicos como el biperideno, el trihexifenidilo y el benzatropina se utilizan para reducir los síntomas extrapiramidales, como los temblores, la rigidez y la bradicinesia.
  • Distonías: Para el control de movimientos involuntarios y espasmos musculares.

4. Oftalmología

  • Midriasis: Fármacos como la atropina y la tropicamida se utilizan para dilatar las pupilas durante los exámenes oculares.
  • Uveítis: Para reducir la inflamación ocular y prevenir la formación de adherencias entre el iris y el cristalino.

5. Incontinencia Urinaria

  • Vejiga Hiperactiva: Medicamentos como la oxibutinina, la tolterodina, la solifenacina y la darifenacina ayudan a relajar el músculo de la vejiga, reduciendo la urgencia y la frecuencia urinaria.

6. Anestesia

  • Premedicación Anestésica: Anticolinérgicos como la atropina se utilizan antes de la cirugía para reducir las secreciones salivales y bronquiales, y para prevenir el reflejo vagal (bradicardia inducida por la anestesia).

7. Cardiología

  • Bradicardia: La atropina se utiliza en situaciones de emergencia para tratar la bradicardia (frecuencia cardíaca lenta) al aumentar la frecuencia cardíaca.

8. Tratamiento de la Intoxicación

  • Intoxicación por Organofosforados: La atropina se administra para contrarrestar los efectos del envenenamiento por organofosforados, que inhiben la acetilcolinesterasa y causan una acumulación excesiva de acetilcolina.

9. Trastornos de la Motilidad Gastrointestinal

  • Dispepsia Funcional: Alivio de los síntomas relacionados con la dispepsia, como el dolor y el malestar abdominal.
  • Espasmos del Tracto Biliar y Urinario: Para aliviar los espasmos en estas regiones.

Principales Fármacos Anticolinérgicos

  • Atropina
    • Usos: Bradiarritmias, premedicación anestésica, intoxicación por organofosforados.
    • Efectos: Aumenta la frecuencia cardíaca, reduce las secreciones salivares y bronquiales.
  • Escopolamina (Hioscina)
    • Usos: Prevención del mareo por movimiento, tratamiento de espasmos gastrointestinales.
    • Efectos: Sedación, alivio de los espasmos del tracto gastrointestinal.
  • Ipratropio y Tiotropio
    • Usos: Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma.
    • Efectos: Broncodilatación, mejora del flujo de aire.
  • Oxibutinina y Tolterodina
    • Usos: Incontinencia urinaria, vejiga hiperactiva.
    • Efectos: Reducción de la frecuencia urinaria, control de la incontinencia.
  • Biperideno, Trihexifenidilo
    • Usos: Enfermedad de Parkinson, tratamiento de síntomas extrapiramidales inducidos por fármacos.
    • Efectos: Reducción de temblores, rigidez muscular.
  • Diciclomina
    • Usos: Síndrome del intestino irritable (IBS), espasmos gastrointestinales.
    • Efectos: Alivio de dolor abdominal y espasmos.

Efectos Secundarios y Precauciones

Los fármacos anticolinérgicos, aunque son efectivos para tratar una variedad de condiciones médicas, pueden causar una serie de efectos secundarios debido a su acción de bloqueo de la acetilcolina en el sistema nervioso central y periférico. A continuación se detallan los efectos secundarios más comunes y las precauciones que se deben tener en cuenta al utilizar estos medicamentos.

Efectos Secundarios Comunes

  • Boca Seca (Xerostomía)
    • Descripción: Sensación de sequedad en la boca debido a la reducción de la producción de saliva.
    • Manejo: Chicles sin azúcar, hidratación frecuente, saliva artificial.
  • Visión Borrosa
    • Descripción: Dificultad para enfocar debido a la relajación del músculo ciliar en el ojo.
    • Manejo: Evitar actividades que requieran visión clara hasta que el efecto disminuya.
  • Estreñimiento
    • Descripción: Reducción de la motilidad intestinal.
    • Manejo: Aumento de la ingesta de fibra, uso de laxantes suaves si es necesario.
  • Retención Urinaria
    • Descripción: Dificultad para iniciar la micción o vaciar completamente la vejiga.
    • Manejo: Monitorear la ingesta y producción de líquidos, consultar a un médico si los síntomas persisten.
  • Taquicardia
    • Descripción: Aumento de la frecuencia cardíaca.
    • Manejo: Evaluación médica para ajustar la dosis o cambiar de medicamento.
  • Confusión y Somnolencia
    • Descripción: Efectos especialmente pronunciados en ancianos debido a la penetración en el sistema nervioso central.
    • Manejo: Monitoreo regular, ajuste de dosis, evitar actividades que requieran atención y alerta mental.
  • Sequedad de Piel y Reducción de la Sudoración
    • Descripción: Menor producción de sudor, lo que puede llevar a sobrecalentamiento.
    • Manejo: Evitar ambientes cálidos, mantener la hidratación adecuada.
  • Dificultad para Tragar
    • Descripción: Disminución de la producción de saliva y relajación de los músculos de la garganta.
    • Manejo: Comer alimentos blandos y bien hidratados.

Efectos Secundarios Menos Comunes pero Graves

  • Confusión Aguda y Delirium
    • Particularmente en ancianos y personas con enfermedades neurodegenerativas.
    • Manejo: Reducción de la dosis, discontinuación del medicamento, y consultar a un especialista en geriatría o neurología.
  • Glaucoma de Ángulo Cerrado
    • Descripción: Puede precipitar un ataque agudo de glaucoma de ángulo cerrado en personas predispuestas.
    • Manejo: Evitar en pacientes con glaucoma conocido, monitoreo ocular regular.
  • Hipertrofia Prostática y Obstrucción Urinaria
    • Descripción: Empeoramiento de los síntomas en hombres con hipertrofia prostática benigna.
    • Manejo: Evaluación urológica previa, uso con precaución.

Precauciones

  • Pacientes con Glaucoma de Ángulo Cerrado
    • Riesgo: Aumento de la presión intraocular.
    • Precaución: Evitar el uso de anticolinérgicos.
  • Pacientes con Hipertrofia Prostática
    • Riesgo: Retención urinaria agravada.
    • Precaución: Monitorear los síntomas urinarios y consultar a un urólogo antes de iniciar el tratamiento.
  • Pacientes con Enfermedades Cardiovasculares
    • Riesgo: Arritmias, taquicardia.
    • Precaución: Monitoreo cercano de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Pacientes con Miastenia Gravis
    • Riesgo: Empeoramiento de la debilidad muscular.
    • Precaución: Evitar anticolinérgicos o utilizarlos bajo estricta supervisión médica.
  • Ancianos
    • Riesgo: Mayor susceptibilidad a la confusión, delirium y caídas.
    • Precaución: Utilizar la dosis efectiva más baja, monitoreo cercano y reevaluación frecuente.
  • Embarazo y Lactancia
    • Riesgo: Efectos desconocidos o potencialmente adversos para el feto o el lactante.
    • Precaución: Utilizar solo si el beneficio justifica el riesgo, y bajo supervisión médica.

Manejo de Efectos Secundarios

  • Hidratación y Humectación
    • Boca seca: Chicles sin azúcar, saliva artificial.
    • Piel seca: Uso de lociones humectantes.
  • Monitoreo Regular
    • Frecuencia cardíaca y presión arterial: Especialmente en pacientes con condiciones cardiovasculares.
    • Estado mental: Monitorear la aparición de confusión o delirium, especialmente en ancianos.
  • Ajuste de la Dosis
    • Reducir la dosis: Si los efectos secundarios son intolerables, considerar una dosis más baja.
    • Cambio de Medicamento: Si es posible, cambiar a un medicamento con menos efectos anticolinérgicos.

Conclusión

Los fármacos anticolinérgicos son útiles en una amplia gama de condiciones médicas debido a su capacidad para inhibir la acción de la acetilcolina. Sin embargo, su uso debe ser cuidadosamente monitorizado debido a los potenciales efectos secundarios y contraindicaciones. La elección del anticolinérgico adecuado depende de la condición a tratar y del perfil de seguridad del paciente.

Contenido relacionado

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autora


¡Hola! Mi nombre es Mavi, y soy la creadora y fundadora de esta plataforma dedicada a proporcionar apuntes de enfermería de alta calidad. Soy enfermera de profesión, con una pasión por la educación y el compartir conocimientos para el beneficio de la comunidad de enfermería. Cuento con una sólida formación académica en enfermería, habiendo obtenido mi título de enfermería en 2015. Tengo un máster en atención primaria, otro de oncología y un posgrado de neurología. A lo largo de mi carrera, he trabajado en diversas áreas de la enfermería, incluyendo oncología, unidad de ictus, hospitalización y sociosanitario. Mi experiencia práctica ha sido fundamental para comprender las necesidades de los estudiantes y profesionales de enfermería en su búsqueda de recursos educativos.